Nuestro equipo autorizado de salud conductual está formado por consejeros profesionales, trabajadores sociales clínicos y consejeros de adicciones que trabajan con los pacientes para mejorar su salud social, emocional y conductual.

Además de trabajar con los pacientes en su atención, los asesores colaboran estrechamente con los proveedores médicos en un enfoque de equipo que hace hincapié en la importancia de tratar a la persona en su totalidad. Nuestro objetivo es capacitar a los pacientes para que tomen decisiones de vida saludables y aprendan habilidades para hacer frente a las condiciones médicas y los desafíos de la vida. Todos nuestros terapeutas están formados en modalidades de tratamiento basadas en la evidencia, incluida la formación especializada para abordar el trauma, la desregulación emocional grave, los problemas de sueño y otros trastornos psicosociales comunes.

Todos los servicios de salud mental que se prestan a través de la clínica de atención son confidenciales. Los servicios de salud conductual pueden ser de corta duración, centrados en soluciones para necesidades breves, o pueden requerir un compromiso a largo plazo para problemas más graves y de larga duración. Las preguntas sobre el tratamiento y la duración pueden dirigirse a su proveedor en el momento del servicio.

Creemos en la colaboración con los pacientes y pretendemos fomentar una relación cálida y afectuosa que ayude a nuestros pacientes a realizar cambios importantes y a abordar cuestiones difíciles.