Si usted es en crisisSi no se trata de una emergencia, llame al 911 o a los Servicios de Crisis de CO. 844-493-8255
(970) 485-6271
Envíenos un correo electrónico

Otto Reyna

⬅ Volver a Rostros de la EsperanzaOReyna button V1 (1).png

 

Superar una tragedia de suicidio: La búsqueda de Otto Reyna para que la comunidad latina empiece a hablar

Otto Reyna cree que la gente debe hablar más entre sí sobre lo que siente.

Nacido en Guatemala y residente en el condado de Summit desde hace casi 20 años, Otto admite que eso es mucho pedir para la gente de su cultura latina.

"En mi cultura, el tema de la salud mental, y especialmente el del suicidio, es tabú", dijo. "Pero la mala salud mental está ocurriendo mucho más con la pandemia. Tenemos que empezar a hablar más de ello para que la gente pueda recibir ayuda. No es fácil pasar por esto".

El viaje de Otto por su propia salud mental comenzó con el suicidio en agosto de un inquilino en un dormitorio del piso superior de la casa que Otto alquilaba en Frisco.

La espeluznante escena que Otto descubrió quedará grabada para siempre en su mente, y comenzó una cascada de preguntas inquietantes: ¿Qué llevó a un joven agradable y tranquilo a tomar medidas tan desesperadas? ¿Podría Otto haber hecho algo para evitarlo? ¿Por qué ocurrió esto bajo su techo? ¿Por qué Otto no pudo conseguir que este hombre hablara de sus luchas?

Aunque la mayoría de las respuestas a estas preguntas seguirán siendo un misterio, el triste y trágico suicidio puso a Otto en una misión para abogar por "compartir cómo nos sentimos para reducir el tabú que rodea a las conversaciones sobre salud mental".

 

Dijo que quiere animar a otros a compartir lo que están pasando para ayudar a prevenir y superar las tragedias, especialmente a las personas de la comunidad latina que no están culturalmente predispuestas a abrirse, a buscar ayuda para las necesidades de salud mental o a acceder a la terapia de conversación como una forma de sanar.

"En esta pandemia, y en la comunidad latina, la gente está sufriendo", dijo Otto. "Necesitan saber que hay ayuda disponible".

Como hombre de profunda fe, Otto dijo que se dirige a las piedras sin voltear por una razón, a menudo un propósito oculto.

"No elegí vivir este evento", dijo. "No lo elegí y, sin embargo, aquí estoy. Estoy vivo. Y quiero ayudar. Y doy gracias a Dios cada minuto de cada día por ello".

Hacer del condado de Summit su hogar

Otto creció siendo uno de tres hijos en Chiquimula, Guatemala. Su padre murió de cáncer cuando Otto tenía 3 años, por lo que su madre soltera tuvo que criar a la familia con las ganancias de su tienda de comestibles familiar. Otto era ambicioso e ingenioso, y consiguió entrar en la Universidad de San Carlos de Guatemala, donde se licenció en administración de empresas. Incluso con un buen currículum, los trabajos eran escasos en Guatemala.

"Fue muy difícil, y sigue siéndolo, en mi país encontrar un buen trabajo", dijo.

En 2001, en busca del sueño americano, hizo las maletas y se trasladó al condado de Summit, donde tenía familia. Cuando llegó, sin saber hablar inglés, aceptó agradecido un trabajo en McDonald's por $7 la hora. En pocos meses, aprendió inglés lo suficiente como para convertirse en jefe de turno. Su siguiente paso fue el Outlets de Silverthorne, donde dirigió varias tiendas.

En 2015, Otto aceptó un trabajo como administrador de sitios de propiedad en Summit Resort Group, una oportunidad que describe como una "bendición."

"Qué buena gente", dijo sobre sus compañeros de trabajo. "Son como una familia. Siempre han estado ahí cuando los he necesitado".

En los años siguientes, fue yendo y viniendo a Guatemala, hasta que conoció y se casó con Leiby, la madre de su hijo de 3 años, Ethan. Tanto Leiby como Ethan siguen viviendo en Guatemala.

En mayo, Otto vivía solo en una casa demasiado grande para una sola persona. Como Leiby y el bebé solo le visitaban de vez en cuando, decidió alquilar su habitación de arriba.

"Puse un anuncio en Craigslist, y este joven tan simpático de Denver respondió", dijo. "Me impresionó de inmediato por su forma de vestir, su carácter confiado y confiable. Le di la llave".

Durante los dos meses siguientes, Otto intentó entablar una conversación con su inquilino, invitarle a comer, preguntarle si quería hacer kayak. Pero el hombre siempre estaba demasiado ocupado, a pesar de que sólo trabajaba esporádicamente.

"Estaba muy encerrado en sí mismo", recuerda Otto. "Se quedaba en su habitación todo el tiempo".

Un fuerte ruido despertó a Otto de un profundo sueño en la madrugada del 16 de agosto. Hubo una confusión momentánea y luego silencio, por lo que el sueño volvió a apoderarse de él.

Cuatro días después, a instancias de Leiby por teléfono, Otto comprobó cómo estaba su inquilino.

"Fue una escena de horror inimaginable", dijo Otto lentamente, esforzándose por mantener la compostura. "Había tantas emociones: profunda tristeza, terror, pérdida, ira, culpa. Era un caos en mi mente. La escena, era abrumadora".

Vino la policía, el forense, los detectives, una ambulancia. Otto fue interrogado durante más de seis horas. Más tarde encontró la lista de deseos escrita a mano por su inquilino. El número 4 de esa lista era "ir en kayak". El número 10 era "apretar el gatillo".

Aprender las lecciones de una tragedia

Otto ha pasado meses tratando de darle sentido a todo. Sabe que tardará mucho más, pero ha llegado a una nueva comprensión de lo que significa la vida.

A través de Milena Quirós, coordinadora de extensión en español de Building Hope Summit County, se puso en contacto con un terapeuta. A través de la terapia de conversación y la desensibilización y reprocesamiento de movimientos oculares, Otto ha sido capaz de replantear el evento de una manera que tiene sentido para su cerebro. Ha podido dejar de lado la culpa y la depresión que rodea a la muerte del hombre.

"Mi percepción de todo ha cambiado", dijo. "Como administrador de fincas, solía decir: 'Hay que hacer esto ahora mismo'. Ya no lo digo. Todo se hará cuando sea necesario. La tragedia me ha hecho replantearme lo que es importante. Nos preocupamos tanto por cosas que no tienen importancia.

"Me ha hecho querer ayudar a los demás siendo un mejor oyente, un mejor padre y marido, un mejor amigo, un mejor hombre", dijo. "No siempre vemos las cosas realmente buenas que nos suceden. Como despertarse por la mañana con el regalo de tener otro día.

"Me hizo más humilde y más amable, porque no sabes por lo que está pasando la gente. Ves sus caras; puede que parezcan felices, pero nunca sabes lo que les pasa por dentro".

La fe, siempre presente en la vida de Otto, también estaba presente en su casa. Su Biblia estaba siempre cerca, y dejaba notas de ánimo para sí mismo en el mostrador. "Sé que mi inquilino sentía la paz allí", dijo Otto. Ese concepto también da paz a Otto.

"Como cristiano, siento que esto me ha hecho saber que puedo manejar cualquier cosa", dijo. "Creo que Dios me ha dado la oportunidad de superar esta circunstancia, no sólo de vivirla, sino de apreciar todas las cosas pequeñas y grandes de mi vida y de no dar nada por sentado, incluidas las personas que me rodean.

"Siento una humildad, un amor compartido. Y espero poder ayudar a otros que están pasando por momentos muy duros.

"He aprendido que lo que eliges sacar del trauma te define como persona. Puedes ser derrotado por el trauma o puedes ayudar a otros a superarlo. Yo elijo ayudar, y eso empieza con un intercambio abierto y honesto".

✴ ✴ ✴

Nota del editor: Escrito por Suzanne Acker, redactora de proyectos especiales de Building Hope Summit County. Lea las historias y vea los vídeos de otros miembros de la comunidad en BuildingHopeSummit.org/about/hope.
Fotos de Byron Swezy @dragonfruitvideo
Vídeo de @dragonfruitvideo

 

Obtener ayuda

Ayuda en caso de crisis las 24 horas del día:

- En caso de emergencias que pongan en peligro la vida, llame al 911

- Servicios de crisis de Colorado: 844-493-8255 o envíe un mensaje de texto "talk" al 38255

Recursos no urgentes:

- Para hablar con un compañero con experiencia vivida llame a la línea de apoyo de compañeros de Building Hope: 970-485-6271 Opción 2.

- Salud de Mind Springs: 970-668-3478

- Línea de crisis de Colorado: ColoradoCrisisServices.org

- Safe2Tell: 877-542-7233, Safe2Tell.org o descargue la aplicación Safe2Tell para hacer una denuncia

- Construyendo esperanza en el condado de Summit: BuildingHopeSummit.org

- Clínica Summit Community Care: 970-668-4040

A los blogueros de %d les gusta esto: